Charleroi y su museo de la fotografía

20131001_114637

Es normal que cuando veamos un vuelo barato a Charleroi nos preguntemos si allí hay algo interesante que ver e incluso estemos despistados acerca de dónde queda tal localidad.

No tuve que tirar del mapa geográfico la primera vez que reservé un vuelo hasta allí porque sabía por el fútbol que era uno de los combinados que competían en la liga de Bélgica. Pero al margen de ello, nada había oído sobre el lugar.

Precisamente Charleroi no es la maravilla mundial; de hecho si me tengo que mojar diría que es de las metrópolis más grises y feas que he conocido. Pero aún así, hay una visita de gran interés, su excelente museo de la fotografía.

Sitio estratégico para volar a un gran número de destinos

Son muchas las veces que he tenido que soportar tediosas horas en aeropuertos; escalas en las cuales el reloj nunca avanzaba. Aunque lo cierto es que siempre que ha sido posible me he escapado un ratito a la ciudad y así hacer de aquella experiencia algo más ameno. Fueron los casos de Helsinki, Bérgamo, Varsovia, Praga, etc.

Charleroi es una de las bases principales que tiene establecida la low cost irlandesa Ryanair y donde operan otras aerolíneas como Wizzair, Pegasus, Thomas Cook y Jet Air. En reiteradas veces éste ha sido el punto de conexión que irremediablemente me aguardaba en viajes con destino final a localidades tan desconocidas a la par de apasionantes. Casos de Vilnius o Belgrado entre otras.

Veladas aerop

En una de las últimas, en las que si mal no recuerdo, eran entre 7 y 8 horas de diferencia entre el tiempo de llegada de mi primer avión y de salida en el siguiente vuelo,  siendo el tránsito en una franja horaria diurna, saqué partido de tal hecho para acercarme a la vecina villa belga.

¿Porqué no me decidí a dar una vuelta por Bruselas? La respuesta es simple, aún estando a no demasiados kilómetros de la capital, el precio del autobús entre ida y vuelta era desproporcionado y el tráfico me asusta bastante cuando tengo que tomar un vuelo. Ya tuve una mala experiencia en Dublín que casi me cuesta quedarme tirado; con lo que mi estrategia es usar tren, ver el pueblo o ciudad más cercana posible y si no queda otra que el autobús, tomar éste con bastante antelación.

Además, no creo que sea suficiente margen unas pocas horas como para ver una población de tales características. El día que quiera visitar la gran metrópolis en Bélgica lo haré a conciencia, organizando previamente una escapada de un par de jornadas y así acercarme al Atomium, caminar tranquilamente por la Grand Place, tomar unas fotos al icono más reconocido como es el Manneken pis, sentarme en una terraza a degustar los típicos mejillones con patatas fritas de la zona y acompañarlos de una exquisita cerveza Chimay, Grimbergen, Kwak, Tripel Karmeliet o cualquier otra local, poniendo la guinda con un buen trozo de chocolate marca de la casa.

¿Dónde está exactamente?

Charleroi se encuentra a 15 minutos en autobús  desde el aeropuerto que lleva su nombre, también conocido como Bruselas Sur. Según sales de llegadas, a mano izquierda al fondo se ubica la parada donde se estaciona el vehículo que te conduce a la ciudad.

Representa el periplo por esta desconocida villa belga una gran oportunidad para los amantes de la fotografía e interesados por este mundo en general. Es allí donde se ubica el mayor museo del arte fotográfico en toda Europa, con más de 2.000 metros cuadrados de exposición y más de 80 mil obras.

20131001_102954

Desde la estación central donde te deja el bus, hay que tomar otro (números 70, 71 y también conecta el 170) y en apenas 10 minutos estarás allí. Y si tienes tiempo de sobra no desestimes la opción de tomar algo en la misma estación, aunque sea un zumo o café con croissant y así tomar energías. Sobre todo en los casos en los que hayas salido de casa o del hotel de madrugada el cuerpo te pide ya algo para seguir afrontando la larga jornada.

Cuando bajas verás un antiguo convento neo gótico de la orden de los Carmelitas reconvertido en galería, el cual fue acondicionado y abierto al público en 1987.

20131001_100753

Por el equipaje no te preocupes, si llevas tan sólo una pequeña maleta de cabina, podrás dejarla en las taquillas muy espaciosas en el hall de entrada de este museo.

El museo

20131001_120049

El precio de la entrada de adulto es de €7, €5 para los mayores de 65 años, €4 los estudiantes y gratuito para los menores de 12 años. Con el pase tienes acceso a las distintas salas, patio del recinto conventual y el jardín. En cada uno de estos espacios hay una buena variedad de imágenes, donde destacan las de Auguste Belloc, Platt Babitt, Edward Weston, etc.

20131001_104018

No soy nada entendido en la materia, sin embargo sí es cierto es que me atrae mucho ese mundillo y me resultó un gran plan llegar hasta esta antigua residencia de monjes, comprobando la calidad de los trabajos que allí se exhibían. La fuerza en lo que transmitían, tan reales como la vida misma, y la grandeza de los paneles ubicados en el jardín de este bonito escenario me parecen claves más que suficientes para acercarse hasta allí.

20131001_104006

Un dilema, callejear en lo desconocido o marchar

A la salida miré el reloj y aún me quedaban 3 horas para el embarque. Se planteaba la típica pregunta: “¿Y ahora qué?” Por lo que había visto en internet Charleroi ofrecía muy poco, por no decir nada de nada .

La realidad me mostró una estampa de ciudad gris en plena región de Valonia, decadente, bastante solitaria, con varias obras, ruido y poco agraciada en lo que a patrimonio histórico artístico se refiere. Las calles del centro estaban invadidas, insisto, de molestas obras y los restaurantes y comercios de la zona transmitían una imagen bastante triste. En definitiva, un lugar donde los ecos de un pasado industrial glorioso ya apenas se llegaban a lograr percibir.

Una pizza que pasaba el corte y un establecimiento algo destartalado para matar y de nuevo camino a la terminal.

Aprovechando que 2015 fue un año donde salió en escena otra localidad belga, te animo a que leas el artículo que publiqué. Mons, capital europea de la cultura.

Sigue disfrutando ya sea en la playa, montaña, en tu pueblo, en la ciudad….del mes de agosto. Si una manta es casi necesaria para cubrirte por la noche has de sentirte un privilegiado. Que el calvario del calorazo pase rápido.

¡Hasta la próxima semana!

5

7 sitios donde no ir en agosto

7 sitios agosto

Agosto sé que es el mes en el que la mayoría de las personas tienen el semáforo verde para salir casi disparados hacia algún punto donde repostar y tomar unas energías necesarias para los exigentes meses próximos.

Hay destinos en los cuales uno se pelea por el metro cuadrado de playa, por una mesa de una terraza, por una plaza de parking y un largo etcétera. ¿Eso nos genera un estado placentero? Al menos para mí no.

Sigue leyendo

Menorca, una isla que enamora

IMG_7663

Cada vez huyo más de las concentraciones y de los lugares que han sido disturbados en gran parte por el ser humano.

La isla de Menorca es de esos lugares con un encanto en el amplio sentido de la palabra, donde poder perderse en algún camino casi vacío o darse un chapuzón tranquilamente sin tener que tomar precauciones por si chocas con otro nadador.

Hace unos tres meses vi una película muy simpática y de escaso presupuesto llamada “Isla bonita”, justamente rodada en esta ínsula, y ello me animó a escribir algunas líneas sobre el excepcional tesoro.

Sigue leyendo

Festival Opener

20160629_185445

Aún molesto por lo que fue un evento escandalosamente mal organizado en los últimos días de junio.

No me extrañó en absoluto ver en el tren de regreso a Cracovia a más de una persona portando la pulsera de acceso de 4 días a los conciertos cuando aún restaban por celebrarse la mitad.

El Festival Opener de Gdynia, un certamen musical referente en Polonia, al cual ya le pongo una cruz bien marcada. ¡Primera y última vez!

Sigue leyendo

Zakopane, paraíso en Polonia

20160423_142700

Para los amantes de la naturaleza y los paisajes de montaña es Zakopane un lugar idílico, especialmente fuera de los meses de temporada alta.

El pueblo tiene su encanto, pero es especialmente el entorno que lo rodea, ese ambiente montañero y una buena gastronomía lo que sirve de verdadero reclamo al viajero.

Sigue leyendo

Ciudades a vista de pájaro

20160601_204849

Cuando conozco una ciudad me encanta callejear por ella, saborear su gastronomía local y subir a los puntos panorámicos. En este punto voy a detenerme, mostrándote aquellos balcones privilegiados en los que he tenido la suerte de observar bien la estampa. Ciudades a vista de pájaro.

Hong Kong, Split, Tesalónica, Riga, Macao, torre de la televisión de Vilnius, Ereván, Bratislava, Firenze, Roma, Budapest, Praga, Granada…

También recuerdo con nostalgia aquella noria tan vetusta en el parque de atracciones del Prater en Viena.

Sigue leyendo

Viajando se huye de la zona de confort

20160413_132451

Maldita zona de confort, parece que viniese impuesta por todo lo que nos rodea, ya sea nuestro círculo familiar, amistades…..la sociedad en general.

Infinitas veces por temores irracionales, por recomendaciones fuera de lugar, por motivos ilógicos aunque queramos creer que tienen algún fundamento.

Una de las mejores formas de escapar de esa burbuja de la comodidad es encender el ordenador, buscar un vuelo que se ajuste a nuestro presupuesto, no pensarlo dos veces y a comprar el billete.

Sigue leyendo

Festival Sziget

Sziget

El verano no es sólo sinónimo de sol y playa, también lo es de festivales como Sziget. Éste es uno de los auténticos referentes en la escena festivalera a nivel mundial. Un evento de largo recorrido, desde aquel pistoletazo de salida en el 93.

Por unos días Budapest se convierte en un gran escaparate, compartiendo este año por aquellas fechas protagonismo con Río de Janeiro, donde se celebrará otro de los eventos más esperados, los Juegos Olímpicos.

Conoce conmigo uno de los certámenes musicales más populares en una de las ciudades más hermosas.

Sigue leyendo

Free Tours, gran opción

IMG_2667

Los Free Tours resultan una fórmula para conocer las ciudades al precio deseado por los viajeros.

Tienen un componente social muy fuerte; es frecuente ver la buena sintonía entre las personas que forman el grupo. Gran ambiente por lo general.

Amplitud temática, desde la visita al casco antiguo hasta el recorrido diseñado para conocer la gastronomía local o los misterios y leyendas del municipio por poner algunos ejemplos.

Sigue leyendo