33 días sabáticos

img-20160923-wa0014

Fue en una de aquellas tardes que pasé en una playa cercana a la famosa Malagueta, en la capital de la Costa del Sol, cuando empecé a escribir contenido del menú fijo de este blog. Algunas líneas estaban dedicadas al año sabático, un período desde mi punto de vista imprescindible y que debería ser parte esencial de nuestro libro existencial. Si quieres leer sobre aquello pulsa en este espacio coloreado.

Es posible que esto de año sabático suene a algo lejano, tabú, imposible, improductivo o como queramos describirlo. Y calificarlo así es erróneo; puede que sea la opción a la vuelta de la esquina que nos cargue las pilas. Fuente de inspiración, de reciclaje, toma de aire puro y el impulso definitivo para agarrar un rumbo que pensábamos tener perdido.

No entraré en más detalles; tan sólo te sugiero que leas el contenido que acabo de indicar; así como revisar el post de Cintia, una blogger que se autodefine como rebelada del sistema que trabaja para un mundo mejor. En este artículo ella nos deja pinceladas y referencias sobre el asunto con un listado de algunos otros redactores de la web que han dedicado algunos minutos de su tiempo a abordar la cuestión.

33-dias-sabaticos

33 días sabáticos a la vista. Inicio en Budapest y fin en Bratislava

La cifra es esta porque ha surgido así sin más; muchas veces no hay que preguntarse el porqué.

Como aperitivo confío en que sea muy sabroso y aunque a saber si en algún momento dispondré de ese año sabático, por ahora es un planazo muy ilusionante.

Tomo la opción del viaje mochilero y el motivo que me lleva a hacerlo no es uno, son más bien varios: agotamiento, envidia (por qué no decirlo), añoranza por experiencias pasadas vividas (aquel viaje en verano del 2010 de Belgrado a Venecia) y, que en definitiva uno que lleva incrustado en sus pertenencias personales el emblema con la leyenda Wanderlust (ganas de viajar) que tiene que hacer gala de ello cuando sea posible.

Evidentemente de tiempo y dinero para hacerlo dispongo, pero eso sí, mi esfuerzo me ha costado porque este 2016 está siendo muy sacrificado.

Mural

Planning de viaje

Parte planificado, parte no porque la improvisación es parte esencial de las peripecias en cualquier ruta. No obstante las etapas ya están establecidas aunque algún cambio podría haber. Bus, tren y avión como transporte; casa de huéspedes, apartamento, hostal, casita rural como alojamiento; euro, florines, laris y algunas otras divisas; una climatología incierta, anécdotas que sucederán, protagonistas de las distintas historias irán apareciendo, choques culturales, barreras lingüísticas y un largo etcétera que dotan a un periplo de todo el sentido.

Lo más fácil es, o eso pienso, el embarcarse en la aventura y dejarse llevar por la intuición a la hora de confeccionar las etapas. Eso sí, un condicionante grande al no viajar en coche es la red de transporte, conexiones y cuadrar horarios con las horas o días deseados para recorrer una ciudad, un pueblo, un parque nacional, un monasterio en medio de la nada, un lago….

También fácil me ha resultado la elección de los compañeros de viaje; para los primeros días un chaval que trabaja conmigo bien simpático y para la travesía por Georgia mi mejor amigo lituano, a quien bautizo como mi hermano báltico, junto a su novia. Para los últimos 20 días no habrá ni compañero ni compañera.

La clave para que el viaje pueda ser exitoso es la elección del grupo aliado, es decir, aquellos que van a visitar cada destino contigo. En mi opinión hay ciertos criterios inviolables; que sean pocos (no viajo con más de 3 personas), conocidos (no me vale que sea el primo o la prima de mi amigo si nunca he estado con él o ella o tan sólo nos hemos ido de cañas un día) y gustos parejos. Esto último es fundamental; si el objetivo de uno va a ser sacar jugo a la vida nocturna de esa ciudad visitada y la otra persona va a querer conocer el Museo Arqueológico así como el Jardín Botánico; y a parte a uno le gusta perder poco tiempo en comer y se alimentará en establecimientos fast food, mientras que el otro es de los que disfruta en restaurantes de cocina local; en estos supuestos el conflicto está servido.

Aquellas juergas..

Preguntas antes de partir

¿Seguiré tan ágil como hace años a la hora de comenzar la actividad cada mañana o algo más perezoso?

¿Budapest  me confirmará que es una ciudad tan espectacular como en la ocasión en la que estuve allí?

¿El conocimiento de inglés e italiano junto a mi lengua natal serán suficiente para poder comunicarme?

¿En aquellos alojamientos compartidos aparecerá gente singular?

¿Descubriré alguna delicia culinaria sorprendente?

¿Los paisajes y humanidad de las gentes de aquellos países me revelarán que esos son destinos a los que hay que ir una y mil veces?

Estas y muchas más preguntas deseo que arrojen como respuesta el sí.

Intentaré en la medida de lo posible dejar alguna nota durante este tiempo. A la vuelta; varios artículos tratarán mi experiencia.

En pocas jornadas tendré la maleta bien hecha; no te vayas sin preparar adecuadamente también la tuya. Me despido dejando una referencia a modo de vídeo con el testimonio de Nuria, quien se tomó un año sabático ¡Hasta muy pronto!

5

Voluntariado en el extranjero

 voluntariado-work-away2

Una de las espinas que tengo clavada aún es la de no haber participado en algún programa de voluntariado en el extranjero. EVS (European Voluntary Service), multitud de programas y actividades fuera para gente joven hasta los 30 años.

Lamentablemente ya quedo excluido de ese grupo, aunque joven sigo y seguiré considerándome una persona con enorme espíritu juvenil. La edad no debe ser nunca traba para ser un aventurero y catador de experiencias que ayuden a la evolución personal.

Sigue leyendo

Cambio de dinero, ¡Qué no te tomen el pelo!

img_2748

El cambio de dinero, es decir, vender tu divisa a un agente, ya sea el banco, el hotel, la típica oficina de cambio o incluso hasta tiendas de joyas; ello puede causarte un dolor de jaqueca bastante grande; aunque el mayor sufrimiento podría ser para tu bolsillo si no buscas el lugar adecuado.

Una de las singularidades de viajar es el hecho de tener que hacerte de otra moneda diferente; de aquella de curso legal en el país de destino. Si bien es cierto que con el euro nos hemos acomodado y hemos perdido aquella vieja y obligatoria práctica de cambiar cuando salíamos a un país extranjero, lo que es evidente es que el peaje a abonar ha sido muy caro.

Sigue leyendo

Un viaje superior

20140414_131503

Notas sobre algunos destinos, ya sean más o menos conocidos, en memoria de un ser que ha dejado una gran huella. Desde Alcalá de Henares a Kastoria pasando por Japón.

Si alguien sabía hacer bien la maleta, esta persona era mi abuelo, a quien le dedico este artículo y el recuerdo más sentido.

Sigue leyendo

Charleroi y su museo de la fotografía

20131001_114637

Es normal que cuando veamos un vuelo barato a Charleroi nos preguntemos si allí hay algo interesante que ver e incluso estemos despistados acerca de dónde queda tal localidad.

No tuve que tirar del mapa geográfico la primera vez que reservé un vuelo hasta allí porque sabía por el fútbol que era uno de los combinados que competían en la liga de Bélgica. Pero al margen de ello, nada había oído sobre el lugar.

Precisamente Charleroi no es la maravilla mundial; de hecho si me tengo que mojar diría que es de las metrópolis más grises y feas que he conocido. Pero aún así, hay una visita de gran interés, su excelente museo de la fotografía.

Sigue leyendo

7 sitios donde no ir en agosto

7 sitios agosto

Agosto sé que es el mes en el que la mayoría de las personas tienen el semáforo verde para salir casi disparados hacia algún punto donde repostar y tomar unas energías necesarias para los exigentes meses próximos.

Hay destinos en los cuales uno se pelea por el metro cuadrado de playa, por una mesa de una terraza, por una plaza de parking y un largo etcétera. ¿Eso nos genera un estado placentero? Al menos para mí no.

Sigue leyendo

Menorca, una isla que enamora

IMG_7663

Cada vez huyo más de las concentraciones y de los lugares que han sido disturbados en gran parte por el ser humano.

La isla de Menorca es de esos lugares con un encanto en el amplio sentido de la palabra, donde poder perderse en algún camino casi vacío o darse un chapuzón tranquilamente sin tener que tomar precauciones por si chocas con otro nadador.

Hace unos tres meses vi una película muy simpática y de escaso presupuesto llamada “Isla bonita”, justamente rodada en esta ínsula, y ello me animó a escribir algunas líneas sobre el excepcional tesoro.

Sigue leyendo

Festival Opener

20160629_185445

Aún molesto por lo que fue un evento escandalosamente mal organizado en los últimos días de junio.

No me extrañó en absoluto ver en el tren de regreso a Cracovia a más de una persona portando la pulsera de acceso de 4 días a los conciertos cuando aún restaban por celebrarse la mitad.

El Festival Opener de Gdynia, un certamen musical referente en Polonia, al cual ya le pongo una cruz bien marcada. ¡Primera y última vez!

Sigue leyendo

Zakopane, paraíso en Polonia

20160423_142700

Para los amantes de la naturaleza y los paisajes de montaña es Zakopane un lugar idílico, especialmente fuera de los meses de temporada alta.

El pueblo tiene su encanto, pero es especialmente el entorno que lo rodea, ese ambiente montañero y una buena gastronomía lo que sirve de verdadero reclamo al viajero.

Sigue leyendo

Ciudades a vista de pájaro

20160601_204849

Cuando conozco una ciudad me encanta callejear por ella, saborear su gastronomía local y subir a los puntos panorámicos. En este punto voy a detenerme, mostrándote aquellos balcones privilegiados en los que he tenido la suerte de observar bien la estampa. Ciudades a vista de pájaro.

Hong Kong, Split, Tesalónica, Riga, Macao, torre de la televisión de Vilnius, Ereván, Bratislava, Firenze, Roma, Budapest, Praga, Granada…

También recuerdo con nostalgia aquella noria tan vetusta en el parque de atracciones del Prater en Viena.

Sigue leyendo